lunes, 28 de mayo de 2012

¿La primera o la última?


Entré en un estado al que no sé aplicar adjetivo calificativo. Me quería...me quise tanto que tiré todo lo que había en la cama y me tumbé a tocar mi cuerpo, que dormitaba de natural éxtasis. Me quise de esa manera, a pesar de mis defectos, a pesar de mis razonables reproches. Estaba vivo ostias, lo estaba y lo más importante es que no quería dejar de estarlo. Estaba sufriendo las secuelas de una inyección de vitalidad (que no optimismo) y estaba muy morado, ciego, colocado, puesto y rrrrrutilante como el Sol que cargaba motores con un merecido descanso en un rincón oscuro y pegajoso de mi pecho.

------------------------

Aimee Mann - Save me (BSO Magnolia)


No hay comentarios:

Publicar un comentario