martes, 23 de marzo de 2010

Ilustración: Chiara Bautista

Con la tranquilidad apremiante

del pescador hambriento

raspo el albero de mis rodillas,

y resoplo tiempo

a mis tobillos

sedientos


Lloran calenturientos

por un sueño

y su esperpento,

en sábanas voladoras,

en una fábrica de viento.

------------------------------------------

Future Shorts / Gnarls Barkley - Who's gonna save my soul

http://www.youtube.com/watch?v=mhxK2IOywVE

domingo, 14 de marzo de 2010

Bird


Charlie Parker - Confirmation
http://www.youtube.com/watch?v=3XA_Jugejto

"-Lo que pasa es que se creen sabios -dice de golpe-. Se creen sabios porque han juntado un montón de libros y se los han comido. Me da risa, porque en realidad son buenos muchachos y viven convencidos de que lo que estudian y lo que hacen son cosas muy difíciles y profundas. En el circo es igual, Bruno, y entre nosotros es igual. La gente se figura que algunas cosas son el colmo de la dificultad, y por eso aplauden a los trapecistas, o a mí. Yo no sé qué imaginan, que uno se está haciendo pedazos para tocar bien, o que el trapecista se rompe los tendones cada vez que da un salto. En realidad, las cosas verdaderamente difíciles son otras tan distintas, todo lo que la gente cree poder hacer a cada momento. Mirar, por ejemplo, o comprender a un perro o a un gato. Esas son las dificultades, las grandes dificultades. Anoche se me ocurrió mirarme en este espejito, y te aseguro que era tan terriblemente difícil que casi me tiro de la cama. Imagínate que te estás viendo a ti mismo; eso tan sólo basta para quedarse frío durante media hora. Realmente ese tipo no soy yo, en el primer momento he sentido claramente que no era yo. Lo agarré de sorpresa, de refilón, y supe que no era yo. Eso lo sentía, y cuando algo se siente...Pero es como en Palm Beach, sobre una ola te cae la segunda, y después otra...Apenas has sentido ya viene lo otro, vienen las palabras, no son las palabras, son lo que está en las palabras, esa especie de cola de pegar, esa baba. Y la baba viene y te tapa, y te convence de que el del espejo eres tú. Claro, pero cómo no darse cuenta. Pero si soy yo, con mi pelo, esta cicatriz, la baba, y por eso les parece tan fácil mirarse al espejo. O cortar un pedazo de pan con un cuchillo. ¿Tú has cortado un pedazo de pan con un cuchillo?
-Me suele ocurrir -he dicho, divertido.
-Y te has quedado tan tranquilo. Yo no puedo, Bruno. Una noche tiré todo tan lejos que el cuchillo casi le saca un ojo al japonés de la mesa de al lado (...)
(...) Ha pasado una mano por el aire, tocándolo por todos lados, dejándolo como marcado por su paso. Sonríe. Tengo la sensación de que está solo, completamente solo. Me siento como hueco a su lado. Si a Johnny se le ocurriera pasar su mano a través de mí me cortaría como manteca, como humo. A lo mejor es por eso que a veces me roza la cara con los dedos, cautelosamente.
-Tienes el pan ahí, sobre el mantel -dice Johnny mirando el aire-. Es una cosa sólida, no se puede negar, con un color bellísimo, un perfume. Algo que no soy yo, algo distinto, fuera de mí. Pero si lo toco, si estiro los dedos y lo agarro, entonces hay algo que cambia, ¿no te parece? El pan está fuera de mí, pero lo toco con los dedos, lo siento, siento que eso es el mundo, pero si yo puedo tocarlo y sentirlo, entonces no se puede decir realmente que sea otra cosa, o ¿tú crees que se puede decir?
-Querid, hace miles de años que un montón de barbudos se vienen rompiendo la cabeza para resolver el problema.
-En el pan es de día -murmura Johnny, tapándose la cara-. Y yo me atrevo a tocarlo, a cortarlo en dos, a metérmelo en la boca. No pasa nada, ya sé: eso es lo terrible. ¿Te das cuenta de que es terrible que no pase nada? Cortas el pan, le clavas el cuchillo, y todo sigue como antes. yo no comprendo, Bruno."

"El perseguidor"
Julio Cortázar

martes, 9 de marzo de 2010

4-2-10


Ojalá no la hubiese visto llorar, ahí fue donde todo se complicó, donde todo pasó a mejor vida. No es que hubiese sido fácil de no haber derramado esos pequeños destellos frente a mis ojos atados de manos y pies, mis manos atadas de ojos y mis pies desatados. No...para nada...pero no habría pasado esto, no se habría llegado a esta embriaguez seca. El efecto del alcohol ha eludido su causa y, sin previo aviso, ha desplegado en mi interior una sábana balanceante del color de la contemplación y el olor de la admiración...
Ni siquiera puedo describir mi pena, solo siento la suya, no puedo sentir nada más. No hablo de amor, eso (no) tiene nada que ver, quizás parezca que se parece pero es pereza por perecer. No tengo ganas de desfallecer tosiendo sentimientos. No podría digerir nada ahora mismo, únicamente recibo la percepción obtusa de un pesar descontrolado.
Mi reino por un parche resistente, por una percha para esta capa que a cualquiera quedaría demasiado grande.

EL PERSEGUIDOR


Recorded in Hollywood for Dial during a West Coast trip, "Lover Man" marks a turning point in Parker’s career. High as a kite on narcotics, Parker was barely able to squeeze off the tune’s notes. Yet despite Parker’s self-destructive streak, his playing here was still far more impassioned than musicians who were sober. Listen as Bird misses the intro but then manages to turn in a heartfelt effort. The same is true of "The Gypsy" from the same date. Following this session, Parker returned to his hotel, set fire to the room, was arrested and placed in Camarillo State Hospital’s psychiatric ward, where he remained until January 1947.
------------------------------------------

lunes, 8 de marzo de 2010

Tara McPherson


Y de repente me topo con una diosa de piel de leche helada

http://www.taramcpherson.com/art/

sábado, 6 de marzo de 2010

18-5-08


Arde el árbol de mis entrañas.
Se arruga y consume en un apotéosico fin. Ennegrecido y abatido se pregunta qué hubiese sido de él de haber echado raíces en otra parte. ¿Por qué siempre esa maldita pregunta? El árbol querría haber sido una mosca, mirar hacia todas partes a la vez y nunca perder de vista el principio de las cosas.
Pero en las entrañas no hay movimientos posibles.
Solo entras y extrañas